Instrumento interactivo para distribución, fabricantes y proveedores de la moda.

Instrumento interactivo para distribución,

fabricantes y proveedores de la moda.

El calzado italiano crece ante un futuro incierto

calzado italiano crece

El calzado italiano crece en el primer trimestre de 2022 y se enfrenta a un horizonte incierto. En valor, las ventas sumaron un +24,4% con respecto al primer trimestre de 2021. El gasto doméstico también aumentó un 20,6%, aunque sigue un 10% por debajo del habitual.  Unos datos muy positivos que sin embargo tienden a ralentizarse a partir de abril, debido al difícil contexto actual. La guerra en Ucrania, el encarecimiento de las materias primas y de la energía auguran un horizonte incierto.

Durante el primer trimestre de 2022, el calzado italiano crece. Se observa una clara recuperación de la industria italiana del calzado a todos los niveles: exportaciones, producción y consumo interno. Esta tendencia iniciada finales de 2021, ahora se ve empañada por el conflicto bélico y el incremento en el precio de las materias primas y la energía. El presidente de la patronal italiana Assocalzaturifici, Siro Badon, lo explica así: “La consolidación de la recuperación que comenzó en 2021, se nubla ahora en el horizonte. Los efectos del conflicto ruso-ucraniano y la escalada de los precios de las materias primas frenan la recuperación”.

2021 marcó el inicio de la recuperación

El cierre relativamente positivo en 2021 sumó unas ventas de 12.700 millones de euros (+18,7%), todavía por debajo de los 14.300 millones de 2019, y una producción de 148,8 millones de pares (+13,8%).

De enero a marzo de 2022, la facturación, producción industrial, exportación y consumo interno registraron crecimiento de doble dígito, en comparación con el año anterior. Estos datos favorecieron que las tensiones a nivel del empleo se atenuasen, a pesar de la caída en el número de empresas activas, 36 menos desde principios de año. A finales de marzo se invirtió la tendencia en el número de trabajadores, con una tímida recuperación con respecto a años anteriores: 4.300 empleados menos en el último bienio.

Un primer trimestre “positivo”

Durante los tres primeros meses de 2022, las exportaciones aumentaron un 21,4%. El consumo doméstico sumó un +20,6%. A nivel de regiones productoras, la mayor actividad exportadora se registró en el Véneto (+10,7% en valor) y la Toscana (26,6%). Estas dos zonas suman prácticamente la mitad de las ventas totales de Italia. Le siguen, Lombardía (+33%) y Marche (+19%).

En volumen, el crecimiento alcanzó el 11,7%. Por su parte, los precios aumentaron una media del 8,7%. Se exportaron 58,7 millones de pares, una cifra que está todavía un 4,9% por debajo de la registrada antes de la pandemia.

Los mercados europeos reflejan una recuperación para las exportaciones italianas, 9% en pares y 18% en euros. Destaca Francia (+22% en valor), con un aumento de los pedidos de marcas de diseñadores. A tener en cuenta también los crecimientos en Alemania (16%), España (20%) y 37% en Holanda.

Recuperación fuera de Europa

Los mejores resultados se producen en los países no europeos, con un incremento total del 18% en volumen y del 25% en valor.

Por países, Estados Unidos registra un aumento del 70% en valor, superando ya los niveles prepandemia. Corea del Sur crece un 16% en ambos valores y China, un 28% en euros.

Los peores datos se concentran en Rusia y Ucrania, especialmente a partir del 24 de febrero. El primer país cae un 51% en valor solo en marzo y el segundo un 95%.

La caída media de las exportaciones en el primer trimestre es del 20% para Rusia y del -48% en valor y -56,5% en volumen, en Ucrania. Estos datos serán aún peores en los próximos meses.

La balanza comercial es positiva durante el primer trimestre de 2022. Apunta a 1.280 millones de euros (+12,8), con respecto al mismo periodo de 2021.

Se anima el consumo interno

Las compras de los italianos aumentaron un 15,4% en volumen y un 20,6% en valor de enero a marzo de 2022. La caída sigue siendo del 10% si se compara con 2019.

Los mayores crecimientos se han producido en las categorías de calzado más castigadas durante la pandemia. Las ventas de calzado clásico de hombre y mujer crecieron en torno al 30% tanto en volumen como en valor, con respecto a 2021.

En cuanto al gasto de turistas, los datos siguen siendo muy inferiores a los anotados antes de la pandemia. Sin embargo, se nota un claro avance que se inició a finales de 2021 y, especialmente, el inicio de este año.

Este repunte en la actividad comercial se verá empañado en los próximos meses debido al conflicto bélico, la inflación, el coste de la energía y de las materias primas.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Related Posts

Momad será más internacional

La edición de septiembre de Momad será más internacional. La feria de moda y calzado confirma la presencia de marcas europeas, estadounidenses, colombianas, venezolanas y