Instrumento interactivo para distribución, fabricantes y proveedores de la moda.

Instrumento interactivo para distribución,

fabricantes y proveedores de la moda.

Tendencias de moda para el invierno 2025/2026

La Asociación Española de Componentes y WGSN han desvelado las tendencias de moda para el otoño-invierno 2025/2026. Una temporada en la que serán protagonistas los colores oscuros y brillantes, los elementos metálicos y decorativos o las formas de la naturaleza. Los diseños se vestirán de materiales innovadores que destacan por la individualización. Los tonos claros y luminosos convivirán con tonos oscuros meditativos y sensuales.

Las tendencias de moda para el otoño-invierno 2025/2026 fueron presentadas en Elche por la Asociación Española de Empresas de Componentes (AEC) y la consultora WGSN. Unos diseños que mejoran el estado de ánimo apuestan por la hiper personalización y la nostalgia tranquilizadora. En 2026 se intensificarán los objetivos de la industria para abordar el impacto ambiental producido por la extracción, la creación y la reutilización de materiales.

Rombaut/rombautofficial

Colores oscuros, pero también brillantes

Francisca Pérez Sepúlveda de WGSN señaló, “seguimos con los colores oscuros, que reflejan nuestras inseguridades, pero también van a tener protagonismo los colores brillantes y optimistas. Podremos ver referencias al estilo de vida nocturno, y por ello hay presencia de colores reflectantes. La naturaleza también tendrá un papel protagonista con elementos que evocan a ella”.

Los zapatos y los complementos incorporarán materiales implementados partiendo de una personalización caótica. Se cambiará así el enfoque hacia la individualización, creando destellos de alegría.

Las tendencias para la temporada apuntan hacia diseños que elevan el ánimo, la hiper personalización, y una nostalgia tranquilizadora, ejes temáticos destinados a influir significativamente en los elementos metálicos y decorativos de las colecciones.

Los zapatos y los complementos incorporarán materiales implementados partiendo de una personalización caótica. Se cambiará así el enfoque hacia la individualización, creando destellos de alegría.

Mitigar el impacto ambiental

De cara a 2026, la industria redoblará sus esfuerzos por mitigar el impacto ambiental derivado de la extracción, creación y reutilización de los materiales. Se conseguirá gracias a un proceso estimulado por soluciones creativas, avances científicos y tecnológicos, así como alianzas estratégicas.

Steven Rogers

La digitalización y la rebeldía del desconectar influirán de manera clara en las referencias a ciudades icónicas. Esto servirá de inspiración para rejuvenecer detalles y gráficos. Los pronósticos de estilo sugieren una resistencia rebelde en las prendas ultrafemeninas, con un uso destacado de los detalles y elementos metálicos. El objetivo es popularizar las tendencias #FeninidadTotal y #MasculinidadRedefinida. Por su parte, la estética minimalista promoverá ciclos de vida largos, con delicados eslabones y proporciones renovadas.

Predominarán los tonos claros y luminosos como el Celestial Yellow o el Moonstone Blue. También estarán presentes los oscuros meditativos y sensuales; entre ellos, Future Dusk y Cherry Lacquer que hablarán de la búsqueda de la restauración. Los tonos intensos y brillantes como el Naranja Solar, Verde Salvaje y Destello de Neón reflejarán la belleza y la extrañeza de la naturaleza

Los consumidores buscan una sensación de tranquilidad en los rituales del pasado. Por ello, los símbolos antiguos ganarán terreno en detalles decorativos. De esta manera se aporta una nota de significado espiritual, magia y misticismo a las piezas cotidianas.

Givenchy

Colores brillantes y también oscuros

Los colores clave del otoño-invierno 2025 estarán influenciados por la aceleración, haciendo referencia a la crisis climática. Ésta trae caos y extraños presagios de declive como cielos anaranjados y océanos verdes.

La próxima temporada invernal asistiremos a una aceleración del cambio, tanto bueno como malo. La urgencia de la reparación y la seguridad serán las nuevas necesidades de esta nueva realidad. Esto se reflejará en los colores del otoño-invierno. Predominarán los tonos claros y luminosos como el Celestial Yellow o el Moonstone Blue. También estarán presentes los oscuros meditativos y sensuales; entre ellos, Future Dusk y Cherry Lacquer que hablarán de la búsqueda de la restauración, mirando al cosmos en busca de orientación o volviendo la mirada hacia el interior en busca de consuelo.

Suzanne Oude Hengel

Los colores fiables y familiares (Retro Blue, Thrift Pink, Rustica Caramel y Egg Yolk) reflejarán el atractivo perdurable de la nostalgia; también de la necesidad de conectar con personas y objetos reconfortantes y reconocibles en un mundo que parece peligroso e incierto.

Los tonos intensos y brillantes como el Naranja Solar, Verde Salvaje y Destello de Neón reflejarán la belleza y la extrañeza de la naturaleza. www.componentescalzado.com

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Relanzar la competitividad europea

La Confederación Europea de Calzado (CEC) se une al Manifiesto para “Relanzar la competitividad europea”, junto con otras 85 asociaciones industriales. El objetivo es alertar