Instrumento interactivo para distribución, fabricantes y proveedores de la moda.

Instrumento interactivo para distribución,

fabricantes y proveedores de la moda.

El textil de cabecera creció un 10%

El textil de cabecera creció un 10% durante 2022. La industria ha conseguido remontar la crisis provocada por la pandemia. Sin embargo, se mantienen los síntomas de descenso de competitividad por causa de la crisis energética y el contexto geopolítico a nivel internacional. La facturación de alcanzó los 6.651 millones de euros. Además, las exportaciones crecieron un 11,5% con respecto a 2021.

Se confirma la clara recuperación postpandemia. La industria del textil de cabecera creció un 10% durante 2022, con una cifra de negocios de 6.651 millones de euros. Una excelente evolución teniendo en cuenta las dificultades que las empresas afrontaron el pasado año. Los datos publicados por el Centro de Información Textil y de la Confección confirman un avance claro y sólido. La industria del textil y confección representa ya el 2,7 del PIB de España.

Las exportaciones crecen un 11,5%

Las ventas de textil y confección al exterior registran un avance del 11,5% con respecto a 2021. El tejido ha sido la categoría más exportada (+17,4%) y concentra un 34,1% del total. Los artículos textiles de uso técnico concentran el 24,1% del total exportado y crecen un 12% frente al pasado año.

Marruecos lidera el ranking de clientes de España con un 25,7% de cuota, seguido de Francia, con un 11,6%, Italia (9%) y Portugal (8%).

Destaca el crecimiento del 41,6% en las exportaciones a Turquía que ocupa el décimo lugar del ranking.

Reactivación del comercio internacional

Las importaciones también crecieron el pasado año. La cifra proporcionada por el Cityc apunta a un aumento del 17,8% frente a 2021. Se confirma así la reanudación del intercambio entre los mercados internacionales.

China se consolida como el primer proveedor de la industria española con un 27,2% del total. A continuación, y a gran distancia, se sitúan Turquía con un 10,9%, Italia con un 10,5%. La cuarta posición es para Pakistán que ha crecido un 69,6% en 2022 y concentra el 6,5% del total importaciones.

Cae la competitividad

A pesar de estos buenos resultados, el aumento en el coste de la energía, 6 veces más cara en Europa frente a Estados Unidos y China, está perjudicando seriamente a la industria textil.

La incertidumbre geopolítica y la lentitud de la Comisión Europea y las Administraciones a la hora de dar una respuesta eficaz a la crisis energética dibujan un futuro incierto a corto y medio plazo para la industria.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Pablosky

Pablosky se renueva

La marca española de calzado infantil Pablosky se renueva. Fundada hace más de 50 años, la empresa presenta nuevo logo, nueva identidad de marca, nuevos