Instrumento interactivo para distribución, fabricantes y proveedores de la moda.

Instrumento interactivo para distribución,

fabricantes y proveedores de la moda.

Las ventas de moda en septiembre se estancan

Según el barómetro de ACOTEX, Las ventas de moda en septiembre se estancan. El ligero incremento del 1,2% respecto al mismo mes de 2022 se considera como “nulo”. El acumulado anual sigue en positivo con un 3,8%, pero la evolución de los últimos meses denota una desaceleración. Las altas temperaturas registradas en el último mes y medio no invitan al consumo de prendas de la nueva temporada.

Las ventas de moda en septiembre se estancan registrando un tímido incremento de solo el 1,2% frente al mismo periodo del año anterior. Se trata de la cifra más baja en lo que va de año, a excepción de la caída del -5,7% registrada en mayo. El acumulado anual se sitúa en el 3,8%. Según la patronal ACOTEX, “se avecinan nubarrones”.

Incertidumbre en el último trimestre

El optimismo en el comercio tras los relativamente buenos resultados obtenidos en los últimos meses, da paso a un nuevo periodo de incertidumbre de cara al final del ejercicio. Según, Eduardo Zamácola, presidente de ACOTEX, “el incremento de ventas es prácticamente nulo y, en gran parte, está motivado por las altas temperaturas, a lo que hay que añadir el incremento de los tipos de interés, que está afectando directamente a las cuotas de las hipotecas. Además, la inflación afecta directamente a cesta de la compra, etc., por lo que el cliente tiene cada vez menos renta disponible, se empieza a notar un descenso en el consumo”.

Evolución del consumo

En lo que va de año, solo en el mes de mayo, el barómetro mostró un dato negativo en la evolución de las ventas, un -5,7%. Una fecha en la que la climatología jugó también un papel importante ya que después de un mes de marzo excesivamente caluroso, las temperaturas cayeron hasta bien entrado junio.

En junio, las ventas en el comercio aumentaron un 4,9% con respecto a 2022; en julio, la cifra ascendió al 6,3%, cayendo al 3,2% en agosto.

El argumento habitual en este año se refiere a la alta cuota de inflación, el aumento de los costes de energía y transporte, y la subida de tipos de interés. Son factores que sin duda retraen el consumo, sobre todo en lo que se refiere a artículos de moda.

Expectativas hasta fin de año

Zamácola no es muy optimista de cara a los últimos meses de 2023, “Queda un último trimestre del año con mucha incertidumbre debido a los datos macroeconómicos y la formación de un nuevo gobierno”. Además, la preocupación por la venta de las colecciones de otoño-invierno se debe a la climatología. www.acotex.org

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

RFB Artwear llega a Première Classe

  La firma de artículos de piel RFB Artwear llega a Première Classe en París para presentar su colección primavera-verano 2025. La marca española crea