Instrumento interactivo para distribución, fabricantes y proveedores de la moda.

Instrumento interactivo para distribución,

fabricantes y proveedores de la moda.

El calzado español resiste con preocupación

El calzado español resiste con preocupación a pesar de un cierre de 2023 que refleja un incremento de las exportaciones del 6,61%, con 3.260 millones de euros, y una ligera caída del 0,23% en pares. Unos resultados positivos a pesar de que desde la patronal se insiste en tener cautela debido a la caída del consumo y la difícil coyuntura geopolítica mundial. De hecho, la producción cayó un 16,5% afectando especialmente a la Comunidad Valenciana, principal polo fabricante en España.

El calzado español resiste con preocupación durante 2023. La desaceleración en el segundo semestre del año ha lastrado los mejores resultados obtenidos en los primeros meses. Sin embargo, las ventas al exterior sumaron 2.750 millones de euros que reflejan un incremento del 6,6% en valor con respecto a un 2022 que marcó un récord histórico para las exportaciones. El descenso se produce solo en el número de pares vendidos que alcanzaron los 157 millones (-0,23%). Una realidad que comparten Italia y Portugal, principales competidores de España a nivel internacional y en el segmento medio y medio alto del mercado. Estos dos países registran mayores caídas en volumen e incrementos más moderados en valor.

Futuro próximo cauteloso

Desde la Federación de Industrias del Calzado Español, FICE, reconocen que estos resultados no reflejan la realidad que atraviesa el sector. “Más allá de las cifras, en las empresas existe una gran preocupación por la situación que atraviesa el sector debido principalmente a la caída del consumo, la inflación y el difícil clima internacional producido por los eventos geopolíticos actuales”, afirma Imanol Martínez, director de marketing.

Las ventas al exterior sumaron 2.750 millones de euros que reflejan un incremento del 6,6% en valor con respecto a un 2022 que marcó un récord histórico para las exportaciones. El descenso se produce solo en el número de pares vendidos que alcanzaron los 157 millones (-0,23%).

De cualquier manera, las empresas españolas han exportado menos pares a un precio más alto. De hecho,, el precio medio del calzado en piel de mujer se situó en los 42,75 euros/par; el de caballero, en 40,2 euros/par; en el segmento infantil, el precio alcanza los 28,6 euros/par. El precio medio del calzado exportado alcanza los 20,6 euros.

El precio medio más alto dentro de Europa es el de Suiza (43,6 euros/par), seguido de Alemania, (27,2 euros), Andorra (2911 euros); a continuación, se sitúan Países Bajos, que roza los 26 euros, y Reino Unido, 24,6 euros.

Preocupa la desaceleración en el ritmo de compras en valor de mercados tan importantes como Estados Unidos (-26%), Canadá (-29%) y México (-13%)

Fuera de Europa, lideran el ranking Hong Kong con 131 euros/par y República Popular China con 105 euros/par. A continuación, se sitúan Estados Unidos (48,2 euros), México (37,3 euros), Canadá (34,1 euros), Japón (33,4 euros), Australia (32,7 euros) y Emiratos Árabes, que roza los 31 euros/par.

Exportaciones por países

El principal cliente de calzado español es Francia, con más del 22% del volumen total de las exportaciones. El país vecino redujo sus compras en un -2,1% en pares. Alemania frena su caída, pero sigue registrando un descenso en pares del 11%.

En el lado positivo se consolida la buena evolución de las ventas a Italia, segundo cliente de España. Lo mismo sucede con Portugal, Grecia, Polonia, República Checa y Rumanía.

Preocupa la desaceleración en el ritmo de compras en valor de mercados tan importantes como Estados Unidos (-26%), Canadá (-29%) y México (-13%). En volumen, la situación es más preocupante. Además, la guerra en Oriente Medio ha perjudicado claramente las ventas a Israel (-30%).

Reino Unido sigue perdiendo posiciones desde su salida de la Unión Europea. “Además, estamos lejos de recuperar nuestra cuota de mercado en los mercados asiáticos, como Japón, China o Corea del Sur”, declara Imanol Martínez.

En el lado positivo se consolida la buena evolución de las ventas a Italia, segundo cliente de España. Lo mismo sucede con Portugal, Grecia, Polonia, República Checa y Rumanía.

Italia incrementó sus compras de calzado español en un 21% en euros y más del 10,4% en el precio medio que rozaba los 20 euros. Portugal crece tanto en valor (13,7%) como en pares (17,2%). Polonia se coloca en la quinta posición, aumentando sus compras en un 29,2% en euros y un 20,3% en pares, según datos del ICEX.

Fábrica de calzado

Producción e Importaciones

Otro de los factores que refleja la preocupación del sector es la caída de la producción, -16,5% respecto a 2022. En cuanto a la facturación del sector, la industria del cuero y el calzado cerró el año con una caída del 9,3%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El top 10 de países importadores de calzado se completa con Vietnam, India, Camboya, Alemania, Bangladesh y Portugal.

Las importaciones crecieron un 1,6% con respecto a 2022 alcanzando los 4.600 millones de euros. España compró 371,7 millones de pares que representan un -3,2% frente al año anterior. China sigue perdiendo cuota de mercado, pero concentra el 57% del total de pares importados. Por su parte, Italia se consolida en la tercera posición en valor, con un precio medio de 40,5 euros/par. Francia roza el 6% de las importaciones y crece un 35% en valor y un 17,4% en volumen.

El top 10 de países importadores de calzado se completa con Vietnam, India, Camboya, Alemania, Bangladesh y Portugal.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Relanzar la competitividad europea

La Confederación Europea de Calzado (CEC) se une al Manifiesto para “Relanzar la competitividad europea”, junto con otras 85 asociaciones industriales. El objetivo es alertar